Infecciones Respiratorias En Gatos. Causas, Prevención, Síntomas Y Más

El tracto respiratorio superior de un gato -la nariz, la garganta y el área de los senos paranasales- es susceptible a las infecciones causadas por una variedad de virus y bacterias. Si disfrutas de la compañía de un gatito, seguro que quieres saberlo todo sobre su salud para mantenerlo sano, ¿verdad? ¡Entonces no dejes de leer esta artículo sobre las infecciones respiratorias en gatos!

Índice

    Causas de las infecciones respiratorias superioresInfecciones Respiratorias En Gatos

    • Los virus son las causas más comunes de infecciones de las vías respiratorias superiores (IAV) en los gatos.
    • El calicivirus felino y el herpesvirus felino representan entre el 80 y el 90% de todos los problemas contagiosos de las vías respiratorias superiores, y son frecuentes en refugios, criaderos y hogares con múltiples gatos.
    • Estos virus pueden transmitirse de un gato a otro a través de estornudos, tos, o mientras se asean o comparten tazones de comida y agua.
    • Una vez infectados, los gatos pueden convertirse en portadores de por vida, y aunque no muestren signos clínicos, pueden transmitir los virus a otros.
    • Los gatos a menudo desarrollan infecciones bacterianas secundarias a estas infecciones virales comunes.

    También hay infecciones de las vías respiratorias superiores en los gatos que son causadas principalmente por bacterias. La clamidia y la bordetella, que se encuentran habitualmente en refugios y áreas con múltiples gatos, son dos de estas infecciones bacterianas.

    Menos común en los gatos que en los perros, la Bordetella suele estar asociada con el estrés y las condiciones de vida superpobladas.

    Síntomas de infecciones respiratorias superiores

    Los síntomas difieren dependiendo de la causa y localización de la infección, pero algunos de los signos clínicos más comunes de los problemas respiratorios superiores en los gatos incluyen:

    • Estornudos
    • Congestión
    • Goteo nasal
    • Tos
    • Secreción nasal de clara a coloreada
    • Náuseas, babeo
    • Fiebre
    • Pérdida o disminución del apetito
    • Respiración rápida
    • Úlceras nasales y orales
    • Entrecerrar los ojos o frotarse los ojos
    • Respiración boca abierta
    • Depresión

    Diagnóstico de las infecciones de las vías respiratorias superiores

    La edad, el estado de vacunación y la condición física juegan un papel importante en la susceptibilidad de los gatos a las infecciones de las vías respiratorias superiores. Los gatos que viven en hogares o refugios con varios gatos son los más susceptibles. Los veterinarios han descubierto que el estrés juega un papel en la causa de los brotes de URI, y los gatos en cualquier refugio, criadero o centro de internado generalmente están experimentando altos niveles de estrés.

    Los gatos que se han recuperado de la URI pueden convertirse en portadores y pueden experimentar recurrencias cuando están estresados. Ciertas razas como los persas y otras razas de rostro plano tienen predisposición a desarrollar infecciones de las vías respiratorias superiores debido a su estructura facial.

    Es importante llevar a su gato a un veterinario si cree que puede estar sufriendo una infección de las vías respiratorias superiores. Un breve examen por parte de un veterinario ayudará a determinar si su gato necesita medicamentos, tiene fiebre o está deshidratado. Evite el autodiagnóstico, ya que su gato puede ser infeccioso y requerir aislamiento, antibióticos o cuidados veterinarios adicionales.

    Tratamiento de las infecciones de las vías respiratorias superiores

    Su veterinario le prescribirá el mejor tratamiento para su gato, que puede incluir:

    • Medicamentos
    • Aislamiento
    • Descanso
    • Soporte con fluidos
    • Apoyo nutricional

    Si no se tratan, algunas infecciones de las vías respiratorias superiores pueden progresar a neumonía o tener otras complicaciones graves, como ceguera o dificultades respiratorias crónicas.

    Prevención de las infecciones de las vías respiratorias superiores

    • Mantenga a su gato en casa para minimizar el riesgo de exposición a animales infectados.
    • Aislar adecuadamente a los gatos infectados para proteger a otras mascotas que viven en el mismo ambiente.
    • Minimizar el estrés.

    Mantenga a su gato al día con las vacunas recomendadas por su veterinario. Las vacunas para las enfermedades de las vías respiratorias superiores en los gatos pueden no prevenir la infección, pero ayudan a disminuir la gravedad de la enfermedad en algunos casos.

    Los exámenes veterinarios regulares y el cuidado preventivo pueden ayudar a detectar y tratar los problemas a tiempo. La mejor defensa de un gato contra las infecciones de las vías respiratorias superiores es un sistema inmunológico sano. Practica una buena higiene y lávese bien las manos cuando manipule varios gatos.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir